Ana Obregón regresa a España junto a su nieta

Casi tres meses después, Ana Obregón ya está en España con Ana Sandra. La actriz y presentadora llegaba esta mañana a Madrid y su sonrisa no podía ser más elocuente. Ya está en casa y, lo que es mejor, con esa niña tan deseada en brazos. Un bebé que es su hija legal, pero su nieta biológica y que ya va a conocer a su familia, deseando verla en persona tras semanas de conversaciones vía videollamada. Empieza ahora una nueva etapa para la madre de Aless Lequio, con numerosos proyectos profesionales pero con el más importante, el personal y el que más le motivaba, ya en su casa de Madrid.

Hace unas semanas, el programa ‘Ana’, emitido en Telecinco, conseguía unas declaraciones de la propia Ana Obregón, en las que afirmaba que todavía quedaba un tiempo para que volviera a España, añadiendo que se quedaría en Miami muy gustosa. Y la duda de cuándo regresaría se ha despejado este miércoles, cuando llegaba al aeropuerto Adolfo Suárez a primera hora de la mañana, con la prensa siguiendo muy atenta sus movimientos, pero también con algunas medidas de seguridad que le facilitaron poder meterse en el vehículo que la esperaba sin tener que atender a los periodistas que aguardaban su llegada.

Y, como señalábamos, su sonrisa lo decía todo. Vemos este miércoles unas imágenes muy parecidas a las que protagonizó cuando salió con la pequeña del hospital, en ese momento en el que aún no estaba del todo clara la historia de esa maternidad por sorpresa. Una mujer feliz con su hija en brazos, sin que las enormes gafas de sol que también lucía en el aeropuerto impidieran adivinar su semblante.

Una imagen calmada y tranquila a la que también ayudaba su vestuario, muy cómodo para aguantar las ocho horas de vuelo que la separaban de nuestro país. Su elección, un vestido vaporoso con estampado floral en tonos azules y unas zapatillas de deporte de Chanel. Un outfit relajado que se parecía mucho al que utilizó cuando salió del centro médico de Miami tras cumplir ese sueño de ampliar la familia y que demuestra que, como ella misma aseguraba en esas declaraciones a las cámaras de Telecinco, ya se ha quitado el luto y su corazón ahora está lleno de color.

Vienen días muy intensos para Ana Obregón y su nieta, ya que ahora toda la familia de la presentadora tiene que conocerla. La única que hasta ahora había podido verla sin pantallas había sido Celia Vega-Penichet, su sobrina y una hermana para Aless, tal y como ella misma ha admitido en varias entrevistas. Un viaje a Miami por trabajo hizo que la joven pudiera pasar un rato con su tía y la pequeña, al igual que hicieron Susana Uribarri y su hija, que no tardaron en cruzar el Atlántico para pasar algún tiempo con las dos.

Pero también estas próximas semanas estarán marcadas por su vida profesional y en especial por la promoción de ‘El chico de las musarañas’, el libro que escribió para completar el proyecto literario que inició su hijo. De momento, la veremos firmando ejemplares en la Feria del Libro y, aunque no se ha confirmado por la editorial, todo apunta a que será el próximo día 11, tal y como adelantó Tamara Gorro. Además, este mes de junio la veremos como invitada de Pablo Motos en ‘El hormiguero’, en un programa que promete hacer un estupendo dato de audiencia.