María del Monte llegaba esta mañana a los Juzgados de Sevilla, con rostro serio y acompañada por su pareja, Inmaculada Casal. Antes de las 9 de la mañana, la cantante acudía para mostrar declaración de lo ocurrido la noche que robaron en su domicilio. La sevillana aseguraba que estaban “tranquilas” y que sigue defendiendo la presunción de inocencia: “Estamos tranquilas, venimos a contar lo que nos pasó, que fue algo muy grave. Revivir todo esto para nosotros es muy duro, los episodios desagradables se intentan ir olvidando”.

La implicación de su sobrino Antonio Tejado

“Sigo diciendo lo mismo, que confiamos en la justicia y en la presunción de inocencia, porque esto no es más que una investigación que se está realizando para averiguar qué es lo que ocurrió”.

Related Post

Deja un comentario