Telecinco estrena este miércoles 22 de noviembre Desnudos por la vida, un nuevo programa que es adaptación del formato británico The Real Full Monty y que estará presentado por Jesús Vázquez, al queverTele ha entrevistado. En él, un grupo de famosos deberá aprender a realizar complicados números de striptease por un fin benéfico. Entre ellos figura Anabel Pantoja, que afianza su presencia en Mediaset tras la cancelación de Sálvame.

La sobrina de Isabel Pantoja, que colaboró en el histórico espacio de corazón durante casi siete años, se alejó durante un tiempo de Telecinco por sus conflictos en el formato producido por La Fábrica de la Tele. Sin embargo, en la presente temporada, tras la desaparición de Sálvame, parece que Anabel se ha convertido de nuevo en uno de los rostros habituales de la cadena, donde también trabaja como colaboradora fija del debate de GH VIP 8 con Ion Aramendi.

Sobre ello ha reflexionado recientemente la andaluza, contenta con la nueva oportunidad que le han dado desde el grupo de Fuencarral: “A mí me que me encanta que me hayan llamado para participar en esta etapa y ya van a ser casi 12 años ahí. Son etapas, evoluciones y siempre te tienes que quedar con lo bueno para seguir creciendo”, ha declarado satisfecha a 20minutos.

Así es ‘Desnudos por la vida’

La periodista Samanta Villar, el humorista Pablo Carbonell, el actor Nicolás Coronado, el ganador de Supervivientes 2023 Bosco Martínez-Bordiú, el medallista olímpico Damián Quintero, el cocinero Ramón Freixa, la modelo Marisa Jara, la cantante Soraya Arnelas, la influencer Laura Matamoros, la mencionada excolaboradora de Sálvame Anabel Pantoja, el tertuliano deportivo Cristóbal Soria y la exvedette Jenny Llada son los doce concursantes de Desnudos por la vida.

La dinámica del formato es sencilla: consta de seis entregas, dos de ellas dedicadas a los hombres, y otras dos protagonizadas por las mujeres. En cada entrega se irán quitando miedos y complejos para ganar seguridad ante la prueba final: ejecutar un espectáculo musical completamente desnudos ante un teatro abarrotado de público. Es, en esencia, la versión televisiva de la película Full Monty.

Todo ello, con un fin benéfico como telón de fondo: concienciar sobre la importancia de la detección del cáncer de mama y próstata, a través de la pérdida del miedo a la exposición.

Related Post

Deja un comentario